Foro Seguridad Privada
No es necesaria su conexión al foro, aunque no olvide que si lo hace tendrá acceso a la totalidad de informaciones y contenidos publicados.

Foro independiente de debate para profesionales de la seguridad privada


* Foro Seguridad Privada *


www.foroseguridadprivada.com



 

Comparte | .
 

 Elemental, querido Ribera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Musashi
Usuario Organizador
avatar

Administrador Administrador

Masculino Mensajes : 5655

Habilitado : VS - VX - EP - JS - IT - DS
Localización : Cantabria

MensajeTema: Elemental, querido Ribera   Sáb 09 Jul 2016, 3:27 pm

Elemental, querido Ribera


La profesión de detective privado es una de las más mitificadas. Hoy en día su labor queda muy lejos de aquellos investigadores de gabardina, sombrero y lupa ocultos tras la esquina.


El detective Ribera lleva más de treinta años en la profesión. Hoy es uno de los investigadores privados más conocidos de León. Del total de ocho despachos, el suyo es el más antiguo. Su oficio poco tiene que ver con lo que se nos viene a la cabeza al pensar en los detectives más famosos de la ficción, como Sherlock Holmes, el Detective Dupin o Hércules Poirot. Las aventuras de gabardina y cigarrillos, que nos desvelan quién es el asesino, persistirán por siempre en el imaginario colectivo. Sin embargo, hoy en día la labor de un investigador privado implica muchas más responsabilidades.

Ya de pequeño, el detective apuntaba maneras. Cuenta que desde niño la investigación era su fuerte. «Desmontaba los coches de hojalata sólo para ver qué había dentro y cómo era el funcionamiento». Cuando el director del despacho Ribera empezó, el oficio estaba regulado por una normativa dispersa, de rango inferior y de orientación preconstitucional en algunos casos. Sin embargo, hoy en día los investigadores cuentan con una placa y una acreditación.

Para poder trabajar en el sector se necesita una licencia TIP excedida por el Ministerio del Interior. La credencial es imprescindible. A veces en una investigación, en zonas dónde no se les conoce, llama un poco la atención ver un coche parado en medio de la calle con gente dentro durante tantas horas. Los vecinos en estos casos suelen llamar a la Policía y ahí es dónde entra en juego la licencia. Para obtenerla existen dos vías: la primera, a través de un título de grado universitario; la segunda, un curso habilitado por el Ministerio del interior. En ambas opciones el aspirante a detective debe cursar asignaturas de derecho de diferentes ámbitos. «Es muy importante que un detective conozca bien la legislación, la línea es muy fina y un error puede costarte el cese de tu ejercicio profesional». Ahora mismo hay más de 3.000 detectives con licencia en las calles. Sin embargo, no todos ejercen debido a una gran recesión en la profesión por la crisis económica.

El derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen es la máxima del director del despacho Ribera. Trabaja con la Constitución en la mano derecha y la Seguridad Privada en la izquierda. No respetar las leyes que delimitan el oficio sería, según el investigador, una falta de fidelidad a la profesión. «Nunca me he planteado coger un caso que esté fuera de la legalidad».

Sus investigaciones abarcan diversos ámbitos, como el empresarial, el laboral, el mercantil o el particular. El detective nos cuenta que este último, en el que se ubican los asuntos matrimoniales, no son sus preferidos «Soy bastante escéptico en lo relativo a estos temas. Cuando una pareja no funciona lo deseable es sentarse y hablar pero lo más habitual, desde la experiencia, es que cuando hay una sospecha por parte de uno u otro cónyuge lo inmediato es llamar por teléfono al despacho de detectives». Puntualiza también que en las investigaciones de este tipo siempre piensa primero en los menores. «Son los más desprotegidos y hay que tener cuidado». En los casos en los que entra en juego la custodia, el detective determina ante el juez el cumplimiento de la custodia por parte del pariente investigado.

El detective Ribera ha llegado a estar hasta dos meses inmerso en una investigación. Los equipos, por razones tanto fisiológicas como psicológicas, se componen de más de un integrante. Puede haber hasta cuatro e incluso cinco detectives cooperando en una misma investigación. Estos seguimientos han llevado al detective más veterano de León a saltar el charco para seguir la pista de la persona a la que busca. Según comparte con este periódico, los seguimientos, a excepción de casos puntuales, son como mínimo de una semana, sobre todo en temas laborales como las bajas fingidas. Tras el seguimiento y la recolección de datos, el investigador elabora un mimado informe en el que detalla todas y cada una de las conclusiones de su investigación. En los casos en los que se inician procesos judiciales, la ratificación del investigador es obligatoria para validar el informe.

Su labor no es fácil. Muchas veces los únicos datos que tienen de la persona a la que deben investigar es una descripción física. En algunos casos pueden incluso necesitar el apoyo de la Guardia Civil ya que hay situaciones en las que su vida podría estar en peligro.

El detective Ribera fue condecorado con la mención honorífica de categoría A, de las que solo hay 304. Este es el máximo reconocimiento que puede recibir un investigador.

A pesar de no utilizar los mismos métodos de investigación, sí se asemejan a los héroes detectivescos de ficción en el rigor de la recopilación los datos del investigado y el tiempo dedicado a los casos. La intensidad de sus investigaciones llevan a estos profesionales a lugares insospechados en cuestión de horas. Como diría Sherlock Holmes «Datos, datos, datos. No puedo fabricar ladrillos sin arcilla».

http://www.diariodeleon.es/noticias/sociedad/elemental-querido-ribera_1082796.html

_________________
El cántabro Laro era temible por la naturaleza de sus miembros y por su corpulencia, aunque no dispusiera de dardos. Como es la fiera costumbre de esta gente, se enfrentaba a la batalla empuñando el hacha con la mano diestra. A pesar de que viera que los guerreros se dispersaban rechazados, una vez destruida la juventud de su gente, sin embargo él en solitario colmaba el campo con cadáveres.

Silio Itálico (Punicas 16,46-65)
Volver arriba Ir abajo
 

Elemental, querido Ribera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro Seguridad Privada  :: TABLERO PÚBLICO :: Noticias-